Perugia

Perugia, una ciudad medieval hermosa, llena de historia de olores de rincones romanitos, cada esquina es una postal y la sensacion de estar en otras epocas me invade desde que llegamos, deje el telefono el coche, si ya se, soy un caso perdido, y parece que mi telefono tiene vida propia. El chofer se asomo por la venta con cara de regaño y creo que me dijo que algun pasajero se lo habia dado. Yo solo le dije grazie, que es lo unico que decir en Italiano. El hotel alucinante, llegamos como a las 6 de la noche y ya habia anochecido, las luces empezaban a colorear de amarillo las paredes amuralladas, los estudiantes caminaban con prisa por todas partes entrando y saliendo de callejones que llenaban la camara de fotos, alucinante, Isa habia estado trabajando hace más de 20 años en una fabrica de ceramica y las historias y los recuerdos se venian con rapidez, una ciudad hermosa, llena de vida, me fascino.

-Vamos a esa taberna- me dijo Isa apuntando un callejon bastante interesante, la decoracion era muy sigular, toda la publicidad de la cervesa guinnes estaba puesta en las paredes, en el techo y por donde se podia. Cenamos tan agusto, viajar con Isa a sido una delicia no hay ni nos ni sis ni ningun conflicto, parece que las dos vivimos en nuestros pequeños munditos internos y la libertad y el disfrute es lo que nos hace estar bien, nos jala el arte, todo lo que parezca diferente o con color nos hace voltear y entrar a las tiendas, aveces el silencio se apodera de nosotros y nos olvidamos de que estamos acompañanadas o no paramos de hablar , en fin en un viaje puedes conocer muy de cerca de las personas y me da un gusto tremendo que Isa sea tan disponible y sin conflictos que hace que los dias se vuvlevan regalos… el quinto piso del Hotel Fortuna en Perugia es alucinante, se ve todo Perugia y puedes perderte entre las chimeneas y los tejados, ahora entiendo aquellos libros y cuentos que te hacen viajar entre las epcos entre los tejados de cudades medievales como estas… inperdible. Al dia siguien y con pocas horas de dormir por culpa de la poesia y los tejados nos fuimos a visitar Asis, Wooooow …. Wooooooow asi me la pase, LA Basilica no tiene vergüenza!!!! No inventen, los colores, las grecas, el trabjo en toda la pared, no existe una sola escultura, es bellizima, como Asi, simple, profunda inmenzamente bella!!!

-Correle Güera que nos cierran la de abajo- me decia Isa mientras que se desaparecia por un atajo. Pero yo no me podia mover, eran unicas, las cenefas, la alegria y elegancia de las columnas, la historia de Asis reflejada en su paredes y la luz que hace que los colorores se entrelacen. No me queria salir pero lo hice corrimos a la capilla de abajo, la que no se habia caido, la que quedaba intacta y fue como se imaginan una experiencia unica, de ahí a pasear entre sus tiendas, entre los callejones de esta otra hermosa ciudad medieval, me dan ganas de llorar, de la oportunidad que me da la vida de poder vivirlo y de poder disfrutarlo, me emociono y me quedo parada tomando fotos al atardecer sin querer moverme.

-Güera- me grita Isa, -Ven que van a cerrar la tienda- ya era tarde, las tiendas y los comercios estaban por cerrar, teniamos habre y no no decidiamos a donde, eran todos tan hermosos que no nos decidiamos hasta que pasamos por otro callejon, que nos hizo entrar, antes de encontrar el restaurate encontramos una pequeña galeria.

-Mira Güera- me dice Isa señalando la Galeria, – Vamos?-

era una pequeña puerta que estaba debajo de una escalera llena de obras de artes con pasiajes divinos, era la Toscana, no habia duda, a la mitad del camino llego su artista, un señor encantador, tendria unos 60 años.

-Podemos pasar? Pregunto Isa con la amabilidad y cortesia que la caracterisa.

-Claro, dijo el pintor-

habia un perro y un gato, el gato era de esos gatos angora peludo enorme negro hermoso, echado en una esquina cerca del calentador ronroneando, y un perro que movia la cola con euforia cada que su amo le acariciaba la cabecita, de ahí nos paso a la galeria y empezamos a compartir, encantador, pinta como los angeles y es una amabilidad, nos ofrecio un vaso de agua y empezaron a surgir los futuros.

-Tiene alguna muestra de sus obras- Nos pregunto?

Si le dijo Isa y mostro el celular con algunas de las de ella, posteriormente hice lo mio.

-Me gustan mucho dije, sus colores llamarian mucho la atenciosn, estoy seguro que en Italia usted tendrian mucho futuro.

Nosotros sonreimos y nos alegramos, acordamos compartir en Mexico las suyas y hacer en Septiembre una exposicion con las nuestras en su galeria.

Vi el reloj y jale a Isa a comer por que nos iban a cerrar, delicioso, bueno… en Istalia todoooooo es delcioso, pero en este restaurante tenian la especialidad de la trufa, Por dios, que bueno que no existe esta comida en Mexico por que estaria protagonisando al Maestro Botero….

 

-Isa tienen que estar en Roma a las 12- llego un mensaje de Lupita al telefono.

 

Y asi fue, dejamos el viaje a Siena y a otros rincones y nos fuimos a Roma la junta en la universidad con otros artistas y con los miembros de la organización de la muestra nos esperaba…..

 

Besoooo

La Güera

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *